¿Cómo ahorrar en el hogar?

Escrito por CDRAlmanzor 14-04-2014 en Plan Atención Urgente. Comentarios (0)

Nuestro Plan de Atención Urgente consta también de un programa de apoyo y orientación dirigido a familias desestructuradas y/o con bajos recursos económicos.

Uno de los pilares fundamentales de este programa son las ayudas en educación familiar, que consiste en una serie de charlas y actividades domésticas en las que se trabajan los roles y el reparto de tareas de los miembros de la unidad familiar y la gestión del hogar.

En este post nos vamos a centrar en dar unas pequeñas nociones para gestionar más adecuadamente un hogar, ahora que los recursos económicos son más escasos. Son consejos que nos vendrán bien a todos y que si los incorporamos a nuestra rutina diaria conseguirán que ahorremos una buena cantidad de dinero al mes.

- Ahorra energía. El recibo de la luz no deja de subir, así que apagar las luces de las habitaciones, poner los termostatos para mantener una temperatura constante en casa o comprar electrodomésticos y bombillas de bajo consumo podrán ayudarnos a ahorrar.

- Haz un presupuesto. Cuando tenemos un presupuesto ajustado, es básico elaborar una lista cada mes en la que enumeremos los gastos fijos y variables y los comparemos con los ingresos. De esta manera tendremos seremos conscientes de cuáles podremos reducir e incluso eliminar.

- Hay que comprar con mesura. Es aconsejable llevar una lista de la compra con todo lo que necesitamos y no comprar cosas que no estén en dicha lista. De esta manera evitaremos compras compulsivas.

- Marcas blancas y ofertas. Es mejor perder una mañana ojeando las ofertas de los distintos establecimientos que gastar más dinero cuando no es necesario. Los productos con marca blanca o las ofertas de 3x2 en productos no perecederos nos ayudarán a ahorrar.

- Intenta tener el congelador lleno. Consume menos electricidad que si está a medias.

- Aprovecha los recursos que ofrece el medio rural frente a las grandes ciudades y planta un huerto con productos básicos como tomates o pepinos. Si no puedes porque vives en un piso, intenta plantar hierbas o especias para las comidas.

- Aprende a coser. Aprende nociones básicas para subir un bajo, arreglar una cremallera o poner un botón.

- Apura los envases hasta el final, tanto en los productos de limpieza como de aseo personal. A veces, echando un poquito de agua conseguiremos gastar hasta la última gota.

- Reutiliza cosas viejas. Las camisetas pueden servir como trapos, o los cepillos de dientes nos servirán para limpiar rincones difíciles del hogar.

- Mantén todo limpio y ordenado, tanto los muebles del hogar como la ropa, ayudará a que aguanten más tiempo y no los tengas que sustituir.